Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación y realizar labores analíticas. Al continuar navegando acepta nuestra Política de Cookies; si no la acepta abandone nuestra web y elimine las posibles cookies ingresadas. Acepto la política de cookies

Impresion Offset / Ficha de producto

Familias

GMG Proof Control

Fiabilidad productiva
GMG ProofControl le garantiza un control de la calidad fiable y sin fisuras por medio de un estándar definido. Sólo de este modo se asegura que la prueba simule con la mayor exactitud posible el proceso posterior de impresión. Las mínimas oscilaciones y desviaciones de la impresora de pruebas son detectadas desde un principio. De este modo se previenen las impresiones erróneas costosas y las desagradables reclamaciones y se incrementa la fidelización permanente del cliente.


Estándares internacionales del sector archivados
La prueba se verifica mediante valores predeterminados archivados de estándares internacionales del sector como ISO Offset, ISO Newspaper, PSR Gravure (ECI), SWOP, GRACoL y 3DAP. La base de esta comprobación es una tira de control de los colores que se imprime con los datos de la prueba y cuyos colores se adaptan correspondientemente. En el área de lengua alemana, se ha impuesto la cuña de medios Fogra. Pero también pueden evaluarse otras tiras de control utilizadas en otros países como la cuña 3DAP o la tira de control SWOP/GRACoL. Verifique su color.

Evaluación y documentación automáticas
Tras realizar la medición de la tira de control, los valores reales son comparados con los valores predeterminados archivados. De todas las pruebas que se encuentran dentro de las tolerancias definidas, se puede crear una etiqueta autoadhesiva mediante una impresora de etiquetas soportada por el propio sistema. Dicha etiqueta es validada por el revisor mismo y adherida a la prueba correspondiente. Esta etiqueta contiene todos los datos de producción relevantes y todos los valores registrados. Junto con la tira de control, la etiqueta representa un comprobante claro y permanente de la calidad de la prueba respectiva. Toda la información, como los valores reales y los valores predeterminados, así como el informe de control, quedan archivados en un banco de datos que puede ser exportado.